Televisión privada

Publicado: agosto 31, 2012 en Uncategorized
Etiquetas:, , , ,

Los canales privados solo quieren entretenernos, generar un rating que puedan demostrar para así poder vender publicidad y ganar dinero.
Como toda empresa lo único que buscan son ingresos, sostenibilidad y rentabilidad. Es equivocado condenar la televisión privada por querer ganar dinero, generar empleo y entretener, aunque muchos digan que esto lo único que hace es generar más violencia en Colombia. Debemos tener en cuenta que el conflicto es la raíz del entretenimiento y negar esto es también negar nuestra propia naturaleza. La historia de Colombia es así y tal vez lo único que puedo decir es que nosotros no estamos aún preparados para este contenido, porque en vez de odiar a Pablo Escobar estas series terminan elogiándolo y exaltado con todos los productos conexos que se lanzan al mercado aprovechando el éxito de la serie: un álbum, camisetas, tapas, afiches.
Como empresario (No tengo empresa): reconozco que según el rating, las narconovelas y los realities son dos productos que generan grandes ingresos. Están rompiendo todos los récords en la televisión colombiana y esto es muy bueno.
Como persona culta (Quizás soy culto): La finalidad de la televisión privada es vender. No creo que ver estas producciones nos vuelva brutos, pero sí hay unos que ya lo son y se ‘emboban’ viendo este contenido. La televisión privada no va a cambiar. Si quieren educarse les recomiendo cambiar de canal o de instrumento. La televisión pública va dirigida a los ciudadanos, no a los consumidores.
Como padre de familia (Aún no tengo hijos, gracias a Dios): Es acertado decir que estos programas son una mala influencia para nuestros hijos, pero es una peor influencia usted. Si deja que su hijo vea estos programas solo y no le habla acerca de ellos, está educando un mal televidente. No podemos dejar que la televisión privada sea la educación de nuestro futuro. Si llega a pasar esto, significa que los padres y escuelas han fracasado.
Como crítico (Pensamiento crítico es una teoría, no es solo rajar por rajar): Estamos hablando de entretenimiento y no de información, estos medios informativos pueden manipular y una de las formas de vender, es que ellos por ejemplo, dicen sobre El Patrón del Mal que está realizada desde la perspectiva de las víctimas y que quien no conoce su historia, está condenado a repetirla. La producción es ficcional y no está sujeta a la realidad, entonces no creo que aprendamos mucho de nuestra historia, pero sí de valores. Hay que ser un televidente crítico.
Como comunicador audiovisual (Pronto lo seré): espero no terminar trabajando para un canal, aunque soy consciente de que la vida puede dar muchas vueltas. El conflicto es la raíz de toda historia. No podemos negar la violencia ni tampoco decir que Colombia está así por culpa de la televisión. Nuestro país viene mal por cosas desde mucho antes de nuestra independencia. Además, nos gusta tanto la violencia que en realities como ‘Protagonistas’ somos felices enviando mensajes para eliminar a alguien. En ese sentido, como dicen algunos teóricos, estamos siendo cómplices de un asesinato simbólico.
En conclusión, Protagonistas de Nuestra Tele es solo un circo que lo único que busca es entretener y lo hace a través del conflicto. Por eso es que los participantes se mantienen peleando. Eso es también una ficción. Yo no lo llamaría realities, sino una novela larga con personas del común que quieren ser actores. (Nunca lo van a ser. ¿O cuántos ganadores de Protagonistas, son protagonistas de algo?). Y El Patrón del Mal es otra ficción que busca entretener con más violencia.
Mis aprendizajes:
  • Debemos tener una posición crítica hacia los productos en televisión privada, pero tener en cuenta que la finalidad de dicho formato es vender y no educar.
  • Que nuestras familias tienen un gran problema, porque dejan que la televisión eduque a sus hijos, sin asesorarlos sobre lo que ven.
  • Toda historia merece ser contada, bien sea ficcional o de la vida real.
  • Que estos programas son una repetición poco creativa, los realizadores se quedaron sin imaginación. Factor X, Xs, X algo. En pocos días puede salir Factor XXX, creo yo. También el Desafío, la Isla de los famosos, Expedición Robinson. O peor, traemos formatos y productos del extranjero, que pueden no responder a las necesidades del televidente promedio de Colombia.
  • Necesitamos nuevas formas de narrar la violencia, una manera que entretenga y eduque.
  • No podemos echarle a culpa a los demás (en este caso a la televisión privada). Primero debemos asumir una responsabilidad personal y hacer así el cambio.
Por Jaime Andrés Villa, estudiante del Programa de Comunicación Audiovisual y Multimedios, Fundación Universitaria del Área Andina, seccional Pereira.
Imagen tomada de: villavisual.blogspot.com/
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s