¿Así, o más atípicos?

Publicado: octubre 21, 2011 en Uncategorized
Etiquetas:, , ,

El 9 de Julio de 1993 nació Diana, una niña inocente que aún desconocía la atípica familia que le había tocado en suerte. Empezando por su abuelo, con nombre de arcángel, Rafael, pero que de ángel no tiene nada.  Amante del golf y con una apariencia física que daba siempre la impresión de ser un serio hombre de negocios. Pero como dice el dicho, las apariencias engañan, porque detrás de sus anteojos se oculta una vida aventurera y sagaz.

Y de tal palo tal astilla.  Como en la mayoría de las familias, el hijo mayor debe llevar el mismo nombre del papá (tal vez en las familias colombianas sea falta de creatividad).  Rafael hijo, el papá de Diana, tiene una característica muy particular para ir sumándola a este cuadro familiar: era bipolar.

También hacen parte de esta lista una tía medio bruja que utiliza medios dudosos para acercar a la que gente que desea a su lado; la ex esposa del abuelo Rafael: bruja, bruja, quien emplea métodos dudosos para acercar a las personas que quiere a su lado, pero también para alejar a las que no desea; y una hermana mayor gritona, celosa y fastidiosa que se propuso hacerle la vida imposible a Diana, desde el mismo momento de nacer.

Supongo que se preguntarán por la mamá de esta pequeña, ¿será tan rayada que ni siquiera alcanza a clasificar en esta lista tan peculiar?  Pues bien, les diré que gracias a esas cosas incomprensibles de la vida, ella es la única que se logra salvar de ésta. No sé si antes de ser mamá tenía también el “shampoo corrido”, o si era  tan normal como lo es ahora. Sí, seguramente era así de normal y tal vez fue eso lo que la unió a Rafael hijo, porque según dicen los expertos, los polos opuestos se atraen.

Dianita empezó a crecer y fue descubriendo todo lo que la familia tenía para ofrecerle: historias, muchas historias que narran la vida de los personajes que rodean su vida y que hacen que cada uno de los integrantes de su familia sea un personaje novelesco.

Para darle mayor claridad a lo que estoy diciendo y a lo que me refiero cuando digo “atípico”, les contaré una de las muchas anécdotas que entretienen los días de Diana y refuerzan su capacidad de imaginación, no poca, la verdad:

Es la historia que vivió en la selva el abuelo Rafael.  Vaya uno a saber si es verdad lo que cuentan. Pero se los voy a narrar tal cual llegó a mis oídos:

Un día, Rafael quiso aprender a cazar y supo que la mejor manera de hacerlo era viajando a la selva. Y sí, eso hizo. Compró todo lo que necesitaba para el viaje, se preparó durante varios días de la forma más misteriosa que pudo, sin decirle a nadie.  Se fue solo, o eso creía él.  Pero con su enigmático proceder despertó la curiosidad de su familia.  Por cuidarlo o vigilarlo, no se sabe, detrás de él se fue su esposa, o sea la abuelita de Diana, con sus dos hijos: Rafael junior, quien todavía era un niño de brazos, y la tía Martha, quien ya lograba mantenerse en pie.  

Entre los recuerdos de aquel viaje se cuenta que en un momento de descuido una culebrita pasó por la cara del pequeño Rafa, (y digo Rafa porque considero que ya entramos en confianza) y dizque le dañó la cara al propinarle varias picaduras.

Pero tranquilos, el niño se recuperó un mes después.

Y eso no es nada. En este mismo paseo de caza, al pobre Rafa también lo cogió dizque un orangután.  ¡Sabrá uno si Chita reencarnó! Pero menos mal no le hizo nada, lo dejó de nuevo donde lo encontró.  Nunca se sabrá cómo se lo llevó ni cómo lo devolvió, lo cierto es que la historia cuenta que el niño desapareció y regresó intacto.

Finalmente, después de muchos avatares, el abuelo Rafael cazó un tigre gigante al que tuvo que perseguir y espiar durante varios días.  No fue fácil, cuenta el abuelo, pues estuvo a punto de morir porque el felino no se rendía frente a los tiros de escopeta y lo persiguió también a él, herido como estaba. Pero por lo menos aprendió a cazar.

No me pregunten qué hizo con el cadáver porque esa información no la tengo. Pero espero que con esto me crean que es una familia medio rara. Tal vez la bipolaridad de Rafael papá sea consecuencia de toda esta loca historia.

En fin, volviendo a la vida de Diana, les cuento que a sus ocho años nació su hermanita, Paula, quien fue odiada durante sus primeros tres meses de vida, pero quien con el tiempo y unos cuantos pucheros logró ganarse el cariño de su hermanita.  Esto mismo sucedió con Ángela, su hermana mayor, a quien le tomó  más tiempo adaptarse a Diana, pues estaba acostumbrada a ser la hija única y consentida.

Hoy las tres son felices: Ángela conserva algo de maldad y es un poco malgeniada, pero también buena gente. Paula tiene delirios de cantante y actriz. Y  nuestra gran protagonista es muy alegre, imaginativa y tierna; le dan arrebatos extraños pero controlables. En noches de luna llena, al igual que su padre y su abuelo, entre risas y sin disimular el orgullo que siente por su familia, cuenta historias divertidas y algo traídas de los cabellos sobre la vida de todos los integrantes de su atípica familia.

Bueno, esta historia se podría extender si sigo contando las extrañas aventuras que conozco sobre esta gente, pero por hoy lo dejaré aquí.  No quiero parecer una chismosa ventilando todo lo que me cuentan, pero si les causa curiosidad saber qué más paso con el Abuelo, por qué les digo que la tía es medio bruja y la ex del abuelo bruja de tiempo completo, no es sino que me pregunten que otra historia como ésta les puedo contar.

Por: Carolina Rojas Carvajal, estudiante de segundo semestre del Programa de Comunicación Audiovisual y Multimedios de la Fundación Universitaria del Área Andina, seccional Pereira.

Imagen tomada de: http://ginkgoazul.blogspot.com/2008_12_01_archive.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s