Durán Durán

Publicado: junio 11, 2012 en Uncategorized
Etiquetas:, ,

ImageCamilo Durán Casas voló a los 58 años de edad

El recuerdo que tengo de Camilo Durán Casas es el de un comunicador íntegro, seguro y de un humor inteligente. Tuve ocasión de entrevistarlo a la entrada del auditorio Pablo Oliveros Marmolejo de la Fundación Universitaria del Área Andina de Pereira, cuando en el año 2011, el grupo de periodistas de Caracol Radio encabezado por Darío Arizmendi, Gustavo Gómez, Erika Fontalvo, Durán Casas y Pacho Benítez, visitaron la institución académica, y desde ese lugar emitieron en directo su habitual espacio informativo que se prolongó durante toda una mañana.

El objetivo, por encargo del director del programa Santiago Gómez Mejía, era entrevistar a los diferentes periodistas de Caracol y hablar con ellos alrededor de la importancia y el impacto de la Comunicación Audiovisual y Multimedios.

El diálogo con los comunicadores de la cadena radial debía hacerse durante la emisión de las cuñas, momento en que salían al corredor a tomar agua, recibir algún tinto o a responder su teléfono celular.

La mañana iba rápido y cuando el operador de audio soltó la serie de comerciales, Durán Casas se alejó del micrófono, se paró de su silla  y se desplazó a la pequeña entrada del auditorio donde había mesas con pasabocas y pocillos con café negro. 

Durán Casas era alto, erguido, de cabello negro corto, pintoso como un galán de telenovela y de semblante amable. Llevaba un bléiser, camisa de puño, pantalón de paño y zapatos de material. Hablaba por su celular. Poco a poco me fui acercando.

La seguridad de un piquete de hombres con radio y mirada fija no me impidieron que conversara con él. Esperé a que acabara de hablar. Él guardó su teléfono en el bolsillo interno del saco y de inmediato lo abordé. No contaba con mucho tiempo. Me presenté y sin mayor titubeo le lancé la primera pregunta.

¿Me da su  nombre completo?

Camilo Durán Casas.

¿Durán Durán en Soho?

Exacto. (Con este título, Durán Casas firmaba su columna de opinión en ésta revista. Durán Durán alude al grupo de rock británico importante en la década de los 80).

¿Usted cómo analiza la presencia y el impacto de un comunicador para la ciudad?

Es absoluta. La comunicación es el mecanismo que tiene la sociedad para conocerse a sí misma, para transmitir experiencia y conocimiento, para destapar irregularidades, para airearse. De manera que la importancia de un comunicador es fundamental, porque es la correa de transmisión entre los poderes, entre la sociedad civil y el Estado, entre los funcionarios públicos y los particulares. Es determinante.

Esta es una nueva carrera que se llama Comunicación Audiovisual y Multimedios, ¿usted cómo encuentra estas nuevas plataformas de transmisión de información?

Me parece que no solo a través del audiovisual, sino a través del Twitter, del Facebook e internet nos estamos relacionando como ciudadanos. Todo eso lo que permite a uno pensar, es que siempre el mudo ha estado en avance permanente, porque el deseo de comunicación del hombre es inherente a su naturaleza.

Lo que pasa es que uno siempre cree que uno está viviendo en el último momento de avance y desarrollo pero eso no es así. Siempre hemos estado en permanente desarrollo. Lo que pasa es que hoy un determinado medio nos pude parecer obsoleto, pero en su momento fue una revolución, como lo fue la radio, la imprenta, como lo pudieron ser las señales de humo de hace 2.500 años o los tambores en su momento.

Lo que creo es que ahora vemos unos desarrollos que nos apabullan, que nos conmueven, que nos asombran, pero dejarán de ser importantes porque vendrán otros. 

Quedará siempre en el ambiente y quedará como testimonio el paso del hombre por La Tierra, el deseo de comunicarse, el deseo de intercambiar información, el deseo de conocer quiénes son las personas que nos rodean y con quiénes nos tocó en el vagón.

¿Usted qué requisitos le exige al comunicador de este nuevo tiempo?

Yo creo que lo primero es que uno debe tener una especialización. Uno no puede comunicar todo. El mundo de hoy exige cada vez más una especialidad. Uno no puede ser un buen comunicador en economía, un buen comunicador en deportes, un buen comunicador en cocina y un buen comunicador en política. Quizá en otros tiempos no muy remotos, uno podía cumplir esa multifunción.

El consejo que yo le diría a un comunicador es que se dedique a pensar cúal es el tema que más le apasiona y con base en eso, dedíquese a estudiar sobre ese tema porque si se pone a tratar de cubrir todos los temas y todas las inquietudes no lo va a lograr.  El que mucho abarca poco aprieta.  

Al terminar, Durán Casas, sonrío, giró hacia la puerta, volvió a la emisión y no lo volví a ver más.

Foto tomada de: http://www.wradio.com.co/noticias/actualidad/fallecio-el-periodista-camilo-duran-casas/20120609/nota/1703053.aspx

Por Franklin Molano, docente del Programa de Comunicación Audiovisual y Multimedios, Fundación Universitaria del Área Andina, seccional Pereira.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s