Guy Ritchie

Publicado: septiembre 4, 2012 en Uncategorized
Etiquetas:, , ,

ImageEn películas como Lock, Stock and Two Smoking Barrels, o Snatch: Cerdos y Diamantes, Sherlock Holmes y Sherlock Holmes: Juego de sombras, vemos distintivos muy propios y personales del joven director Guy Ritchie. Ese toque personal que lo diferencia especialmente en las transiciones, la trama, la música, las peleas, los detalles cruciales y una serie de personajes excéntricos.

Es un verdadero placer ver sus largometrajes, porque envuelven de una manera graciosa y engañosa en la trama con varios giros narrativos inesperados. Al ver sus películas hay que prestarle atención al más mínimo de los detalles, porque pueden ser vitales a la hora de descubrir culpables, como en Sherlock Holmes, un tipo con una personalidad orgullosa, sarcástica e hipócrita, con un poco común, pero privilegiado olfato, vicios empalagosos y no muy cuerdo. Él se fija en todo los detalles de lo que pasa a su alrededor de la manera inimaginable, y que una persona normal no haría jamás, pero luego, todo concuerda en nuestra mente por medio de pistas que, a través de “pantallazos” de escenas clave (propio de Guy Ritchie), se van ordenando y forman la historia perfecta, llena de complicadas deducciones y lógica que solo conociendo al derecho y al revés los hechos se es capaz de descifrar.

Hay características que diferencian a Guy Ritchie de los demás directores, lo que le da una particularidad muy atrayente, una atmósfera, un sello único a sus películas, haciéndolas muy agradables. Él es capaz de hacer una perfecta mezcla entre humor, acción, suspenso y drama en un solo largometraje. Le da a cada uno de sus personajes la caracterización perfecta: unos son analíticos, otros cuerdos, otros unos completos despistados e idiotas, que por lo general son los encargados de dar un toque gracioso a sus historias, otros pesados, excéntricos, conflictivos o calmados. Casi siempre hay algún negro gracioso, pero de alguna manera peligroso, algún asesino con personalidad tranquila pero muy analítica, casi siempre las autoridades son las más humilladas, y se enaltece la inteligencia del antagonista.

Las transiciones son un éxito, ya que puede cambiar de una escena a otra completamente distinta, por medio del sonido y el movimiento que hace un tambor de una pistola al girar, o nos puede hacer deducir por medio de imágenes rápidas lo que pasa casi por inercia. También utiliza ese método para dar a entender, por ejemplo, que alguien se fue de un país a otro: primero una imagen rápida del personaje empacando su ropa en maletas, abordando un taxi, luego en el aeropuerto, volando, en otro aeropuerto, desempacando. Todo eso en segundos, pero queda muy claro lo que pasó, otros, emplearían la manera más fácil, una flecha roja sobre un mapa, de un punto a otro, y se acabó.

Por estas características, se debe resaltar con gran admiración el trabajo de este director que es capaz de innovar, plasmando en sus películas su firma muy visible y valiosa. Guy Ritchie se merece una gran ovación por su creatividad, y principalmente, por ser un claro ejemplo de que para ser magistral, no se necesitan muchos años de experiencia, solo creatividad y decisión, características de un alma joven y sin pereza para marcar huella.

Por Sebastián Arcila Reinosa, estudiante del Programa de Comunicación Audiovisual y Multimedios, Fundación Universitaria del Área Andina, seccional Pereira.

Imagen tomada de: http://www.cinetelia.com/tag/guy-ritchie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s